Tag Archives: Trucos

Como conseguir empleo en este 2016

27 Ene

Consejos para lograr obtener un empleo

Todos los inicios de años nos trazamos metas, sueños y deseos de realizar cambios en nuestras vidas para así lograr el éxito que tanto anhelamos, con el tiempo que tenemos trabajando para ustedes hemos analizado los perfiles de la mayoría que solicitan empleos y comentan en la pagina. Muchos con mucha motivación y empeño de conseguir el empleo que tanto desean.

Sigue leyendo

10 consejos para encontrar el empleo ideal

4 Jun

Para encontrar trabajo es necesario dedicarle tiempo y hacerlo de manera profesional y proactiva, ya sea si deseas mejorar tu empleo, si no cuentas con uno actualmente o si estas buscando un trabajo para emplearte por primera vez.

Antes que cualquier otra cosa, mantén una actitud positiva, tú puedes encontrar el empleo que deseas si aprendes a ofrecer tus capacidades, habilidades y experiencia asertivamente a través de canales eficientes; acelera tu encuentro con un mejor empleo.

1. Establece el objetivo que deseas lograr

Si lo que haces te gusta, amas a lo que te dedicas o por lo menos te agrada, esto te ayudará y facilitará que encuentres un mejor empleo, ya que podrás transmitir en tu curriculum y durante una entrevista pasión e interés por lo que haces. Cuando pienses en el objetivo considera no sólo una posición determinada en una organización o una meta económica, piensa también en tus intereses profesionales, tú carrera a largo plazo y las responsabilidades y funciones que quisieras desarrollar. En pocas palabras define tus intereses y plan de vida profesional y ve tras ellos.

2. ¿Qué es lo que buscan las organizaciones?

Es también importante que analices qué es lo que buscan las organizaciones, para saber esto puedes navegar por los portales de búsqueda de empleo y revisar qué tipo de puestos están ofreciendo y qué características debe tener la persona que aspira a ellos. Este ejercicio también te ayudará a reconocer cuál es el sector o industria que se apega más a tu plan de vida profesional.

3.- Crea un currículo asertivo

Dedica tiempo suficiente a la redacción de tu currículo, pues ésta es la mejor herramienta con la que cuentas para “venderte” a ti mismo. No es fácil hacer un buen currículo ya que debes transmitir en forma breve tu formación, experiencia, logros profesionales, destrezas laborales y objetivos. El currículo debe resaltar características, tanto personales como profesionales, que te hacen especialmente apto para un puesto de trabajo. Un buen currículo se escribe en una o dos páginas y utiliza lenguaje claro y frases cortas.

Es también buena idea adaptar tu currículo a la vacante que te interesa, es decir, utiliza los mismos términos y el mismo lenguaje que usan para ofrecer la vacante en tu currículo.

4.- Coloca tu CV a un mayor nivel, dale alto impacto

Para lograr alto impacto debes apoyar tu búsqueda de empleo fortaleciendo tus relaciones con ex compañeros y ex jefes de trabajo, compañeros actuales, clientes, proveedores, maestros y amigos.

Puedes potenciar tus redes de contactos a través de llamadas telefónicas,  correo electrónico y redes sociales en línea.

Si tus redes sociales saben que estas buscando un trabajo es mucho más probable que piensen en ti si saben de una vacante disponible.

5.-  Utiliza todos los medios para encontrarlo

En la actualidad una forma muy eficiente para encontrar un mejor trabajo es usar bolsas de trabajo en línea,  ya que es la forma más efectiva y rápida para que las empresas se pongan en contacto con los candidatos disponibles. Mantén, entonces, tu currículo en línea siempre actualizado y no descartes ningún otro medio u ocurrencia para encontrar un trabajo, ve tu búsqueda de empleo como una “lluvia de ideas” en la que todas las ideas son bienvenidas por descabelladas que parezcan.

6.- Transmite confianza, seguridad y empatía en tus entrevistas

Analiza cómo es el código de vestuario en la compañía en la que te entrevistarás, ten siempre en cuenta la limpieza, buena presentación y postura. Prepara tu entrevista para que tengas claros los objetivos y logros de los que hablarás, así como la experiencia que enfatizarás de acuerdo a la vacante. Escucha bien lo que se te pregunta y sé empático.

Antes de cada entrevista, elabora una lista de personas que estás seguro pueden ofrecer buenas referencias tuyas a los entrevistadores.

Asegúrate de advertir a tus contactos que has dado sus datos como referencia, incluso es válido que los actualices sobre tu información, se los puedes enviar por escrito, de esta forma evitarás márgenes de error.

7.- Realiza entrevistas de alto impacto con reclutadores o entrevistadores

Es muy importante que te prepares previamente para la entrevista, que aprendas un poco más de la compañía y puedas exponer tus logros y habilidades de forma positiva, así como que puedas relacionarlo con la posición actual y la compañía de manera adecuada, esto te permitirá empatar tu experiencia al servicio de la empresa.

Es muy relevante también aportar todas las pruebas de resultados previos que hayas tenido al resolver problemas profesionales y/o aquellos que tengan relación con el puesto que solicitas, limítate a exponer aquella información con fundamento.

En cada una de tus respuestas, utiliza verbos positivos y que denoten logros y una actitud propositiva, tus respuestas a cada pregunta no deben durar más de 2 minutos.

8.- Prepara argumentos y mejores respuestas a preguntas difíciles

Colócate en el lugar del entrevistador, haz una lista de preguntas que tú harías a un candidato para una vacante y piensa cuál sería la mejor respuesta para cada una.

Nunca hables mal de tus compañeros o ex compañeros, debes utilizar datos e información relevante en cada una de tus respuestas al entrevistador, aquello que agregue valor, será el soporte de tu hoja profesional.

 9.- ¿Qué procede después de la entrevista?

Enviar una carta de agradecimiento después de atender una entrevista causará un excelente impacto, esto es el inicio de un buen seguimiento a tus postulaciones.

No debes dejar de ampliar tu red de contactos físicos y virtuales (en Internet) para que te permitan descubrir nuevas oportunidades de empleo.

Uno de los mejores momentos para negociar tu compensación es cuando la organización ha demostrado que tiene interés en ti, te ha llamado para platicar del tema pero todavía no has formalizado.

No debes desesperarte y en todo momento busca manejar una buena actitud y tu mejor cara.

10.- Los detalles de tu encuentro con un mejor empleo

Una vez que haya concluido la entrevista analiza lo que hiciste bien y lo que hiciste mal. Elabora una lista de tus debilidades durante la entrevista y busca cómo mejorarlos en una próxima oportunidad.

Si aún no has concretado o cerrado alguno proceso de contratación, es muy importante continuar incrementando tu red de contactos, mantén activa una lista de todos aquellos contactos clave para ti sean antiguos o recientes (compañeros de universidad, postgrado, otros trabajos, amigos, colegas, ex profesores, familiares) ya que ellos podrán hacer un fuerte boca a boca de lo que buscas, utiliza también las herramientas digitales, las cuales aceleran significativamente el proceso.

 

Fuente: cnnexpansion

Compartelo con tus amigos y puedes seguirnos en las Redes Sociales o Suscribirte para que te llegue a tu correo electronico.

 

 

Las 8 cosas que debes evitar en tu Curriculum

16 Jul

Las 8 cosas que debes evitar en tu Currículum

 

En la actualidad, mucho se habla de la gran competencia que existe en el mundo laboral para sobresalir entre todos aquellos individuos que tienen en común contigo el objetivo de resultar exitosos en su búsqueda de trabajo. Si en este momento te diéramos la clave para elevar en un gran porcentaje tus posibilidades de ser un mejor candidato a los ojos de los reclutadores ¿La aplicarías?

Estamos seguros que sí, por lo que en esta ocasión nos centraremos en la pieza fundamental, en esa gran oportunidad que servirá para dar una primera (y excelente) impresión ante un reclutador: tu currículum vitae.

Este término latino, que significa carrera de la vida, resulta ser a grandes rasgos un concepto que engloba el conjunto de experiencias educacionales, laborales e incluso vivenciales de una persona.

El currículo es nuestra principal forma de presentarnos, aquello que nos hará destacar de entre los demás candidatos, por lo que su importancia es sumamente elevada. Es el primer paso que nos abrirá la puerta para lograr una entrevista laboral y posteriormente durante la misma, será el fundamento que impulse fuerza a nuestras palabras y actitudes. 

1. Mala ortografía. 

Imaginemos… Se activa una vacante para corrector de estilo y el reclutador recibe un currículo con más de ¡5 faltas ortográficas! Una gran contradicción ¿No creen?

No importa cuál sea la vacante a la que estamos aplicando, una falta de ortografía es como una gran mancha en nuestra hoja de vida. Aunque parece un consejo muy obvio, algunos candidatos continuan sin darle la importancia que se merece, incluso sabiendo el actual contexto tan competitivo.

Los entrevistadores reciben una gran cantidad de CV, entre los que debe elegir al que considere mejor para el puesto, por lo que sería muy lamentable que por algunas faltas ortográficas, todo tu esfuerzo lo traduzcan a que “no eres perfeccionista, eres despistado o descuidado”, en resumen, podría traducirse a un freno definitivo para alcanzar un puesto de trabajo.

Estamos hablando de que aproximadamente un 40% de los currículos presentados ante los reclutadores, cuentan con faltas de ortografía. Es común que muchas veces nos confiemos en los correctores de texto, sin embargo, no siempre son atinados. Lo que puedes hacer es aplicar la revisión con el corrector de textos de tu computadora, posteriormente localizar algún corrector en internet para verificar que no exista alguna otra falta ortográfica, y para finalizar compartirla con algún familiar o amigo que haga una última revisión. Por lo anterior les recomendamos analizar detalladamente este documento que será la llave a tus sueños profesionales, puede que sin querer se nos vaya un dedazo que afecte en la presentación del mismo.

2. Hablar sobre tu trabajo de los 14 años.

Si bien es muy valorada la experiencia con la que cuentas como candidato, está de sobra mencionar el primer trabajo que tuviste a temprana edad, administrando el departamento de archivo o digitalizando documentos importantes (más aún si el trabajo al que aspiras resulta ajeno a esto o de hecho ya debe incluir dichas habilidades por default).

Es válido que si durante la entrevista surge la oportunidad de mencionar aquel trabajo que tuviste cuando eras joven, el cual te ayudo a definir tus metas profesionales, puedes abordarlo, sin entrar en mayores detalles.

Enfoquémonos en aquellos que han colaborado en tu historial profesional, por lo que te invitamos a priorizarlos para detectar cuáles valen la pena mencionar. Se recomienda descartar aquellos que hayan ocurrido antes de los 18 años.

3.  Hablar de más sobre tu vida privada. 

Si bien es cierto, hay algunos detalles personales que nunca deberán faltar en tu CV, tales como: nombre completo, e-mail, número telefónico (o algún otro de contacto) y dirección.

Fuera de lo anterior, tu información en este aspecto debe ser mínima. Evita llegar a un extremo donde en tu dirección incluso menciones entre qué calles se encuentra tu casa. La regla es la siguiente: Si el reclutador requiere más sobre estos datos, él será quien se encargue de preguntártelo o averiguarlo. No gastemos un espacio en nuestro currículo que resulta innecesario.

Tu postura política y demás información sobre los miembros de tu familia no deben existir jamás. ¡OJO! Un aspecto importante que la mayoría de los candidatos llegan a presentar es el dar como correo electrónico de contacto: soypinkywinnie87@…. ¡No lo hagan!

Basta con tomarnos unos pocos minutos en elaborar una cuenta específica para la búsqueda de trabajo, lo cual no sólo facilitará la organización, sino que llevaremos un mejor control de las empresas a las que hemos aplicado.

4. Resumir todo a objetivos. 

Un reclutador al encontrarse en la búsqueda del candidato perfecto para dicho puesto, no le dará mayor atención a tu CV si en vez de comentar tus logros, enfatizas en tus objetivos. Por ejemplo:

• Participación en reuniones de equipo y encargado de minutas

• Actualización del sistema de archivos de la empresa

A la organización le interesa saber tu capacidad para alcanzar alguna meta, y eso no puede ser demostrado sino con todo lo que has obtenido en tus trabajos anteriores, por lo que debes enfocar el espacio donde hablas sobre tus actividades profesionales, centrándolas, por ejemplo:

• A través del sistema computacional de la organización, me encargué de las minutas de las juntas semanales y las organicé en Word de forma estructurada para que funcionen como referencia futura.

• Reorganicé  y actualicé el sistema de archivos de la empresa, la cual tenía 10 años olvidada,  logrando que sea accesible a los integrantes del departamento.

Primeramente piensa muy bien en aquellos alcances que has tenido que te darán un mayor valor ante los demás candidatos. Posteriormente, escríbelos como objetivos y luego piensa en cómo los lograste desarrollar, ¿Cuáles fueron los resultados? Eso es lo que debes mencionar.

5. Colocar fotografías fuera de lugar. 

Aunque no lo crean, este punto resulta muy influyente para los entrevistadores a la hora de analizar tu hoja de vida. Imagina esto: ¿Qué pensarías si estás buscando a alguien para cubrir un puesto gerencial, tiene el currículo perfecto para las necesidades a cubrir PERO… en la foto sale en un contexto o pose inapropiada?

Recordemos que la fotografía a colocar debe ser discreta, no es para postular como modelos. Te recomendamos recurrir a una de cualquier documentación oficial como pasaporte, fotografía del título profesional, etc., hay que tener especial cuidado con con el fondo, el entorno, la vestimenta, el maquillaje (para las mujeres) e incluso la postura.

6. Dar información falsa o “exagerar”. 

Si bien es cierto que llega un punto en el que en nuestra desesperación por no encontrar trabajo, podemos llegar a caer en tratar de “embellecer” nuestro currículo, NO es la mejor opción.

Para que las cosas marchen bien, es necesario ser sinceros, por lo que el exagerar tus logros o tratar de ocultar alguna mala experiencia convirtiéndola en todo lo contrario, puede resultar catastrófico. Son varias las empresas que se aseguran de verificar la información proporcionada al volverte un posible candidato al puesto. Imagínate en qué papel quedarías si se descubriera que desde un principio ¡Mientes!

Recordemos que el currículo es el pase para concretar una entrevista, por lo que todo lo que esté implícito en él, tendrás que confirmarlo frente al reclutador. No olvidemos que a través de nuestras actitudes, movimientos e incluso postura, el entrevistador podría detectar que estás mintiendo, lo que sería un muy mal comienza al no poder justificar lo que “se dice haber hecho”.

Lo mismo pasa con tus logros e historial profesional.  Si exageras tus responsabilidades o incluso buscas darles un nombre sumamente adornado al colocarlos en tu CV, en vez de ayudarte, puede que te afecte al no tener claro el reclutador a qué te refieres precisamente. Como dicen: “menos es más”.

El dramatismo debe ser mínimo, el objetivo es que el reclutador tenga una fácil lectura de tu CV y un entendimiento inmediato.

7. Incluir documentación que no ha sido solicitada.

La mayoría de las veces, sentimos la “necesidad” de demostrar que todo lo que se encuentra en el escrito es verdad, por lo que optamos por incluir en él: copia de nuestro título, la última boleta y algún reconocimiento obtenido… ¡No lo hagamos a menos que nos lo solicite el mismo reclutador!

Como hemos mencionado en puntos anteriores, es importante la preparación con la que contemos para dar un mayor valor a nuestro currículo, sin embargo, no es necesario, hasta que el reclutador te pida que demuestres todo aquello en lo que tienes preparación profesional. Una vez más insistimos en que no es bueno mentir sobre tus habilidades, conocimientos o aptitudes, ya que a la larga y una vez dentro del trabajo, puede resultar contraproducente…, lo ideal en estos casos es contar con un certificado que avale cada habilidad, aptitud o experiencia de la que le hablas al reclutador.

 

8. La variación de formatos. 

Algo que nunca debemos olvidar es que el reclutador se enfocará en tus logros e información, más que en lo “bonito y adornado” de tu currículo. La presentación debe ser sobria, sencilla, elegante, evitando la variedad de tipografías, tamaños y figuras. El tamaño de la tipografía debe ser discreto y medio, lo cual lo hará legible y fácil de comprender para el agente de Recursos Humanos.

Los invitamos a hacer una revisión de su currículo siguiendo estos sencillos consejos. A pesar de que sabemos que no existe una misma estructura para los diferentes puestos, los puntos anteriores son importantes para cualquier caso.

Debemos tener presente que quien lo va a leer está buscando encontrar de manera clara, concisa y objetiva tu experiencia laboral y las aptitudes y conocimientos que te respaldan, por lo que mientras más sencillo sea, mucho mejor.

13 Errores a Evitar en una Entrevista de Trabajo

15 Jul

13_errores_entrevista_trabajo

Una entrevista de trabajo se consigue cuando uno ha sido seleccionado. Las personas que trabajan en recursos humanos investigan y buscan a conciencia para presentar una lista de candidatos acorde con el puesto que se quiere cubrir. Si tienes la fortuna de ser seleccionado, es mejor que tengas en cuenta una serie de errores a evitar en la entrevista de trabajo.

1-No consultar la web de la empresa antes de la entrevista. Nunca está de más repasar la página web y preguntar a personas que creas que pueden conocer las actividades que desarrolla la empresa.

2-No vestirse con la ropa adecuada. Elige ropa con la que te sientas a gusto y que encaje con el cargo al que optas. “El hábito hace al monje” es un buen dicho, síguelo.

3-Llegar tarde. El control sobre el tiempo es algo importante en un trabajo y especialmente en el primer encuentro, que da información básica a quien te entrevista.

4-Un mal saludo. Es lo primero que damos a conocer de nosotros mismos. Si tienes dudas sobre cómo hacerlo bien, infórmate.

5-No tener una copia del CV. Quizá tu entrevistador no lleve una copia, en ese caso está bien darle una para que la tenga a mano.

6-Interrumpir a tu entrevistador y cortar su presentación. Cuando te presentas a una entrevista no sabes cómo será. Antes de preguntar o interrumpir, escucha.

7-Tengo un amigo que trabaja en la empresa… Si conoces a alguien de la empresa y sabes que es un empleado que trabaja bien, puedes mencionarlo. Sin embargo, mejor no centrar tu presentación en eso.

8-Mostrarse desesperado. El interés hacia las actividades de la empresa será bien recibido, no obstante, procura que no vaya acompañado de detalles personales que revelen ansiedad.

9-Tener sed. Un agua o un café son apropiados, sobre todo si los ofrecen. Pero no llegues sediento a una entrevista de trabajo ni pidas beber algo, delatará tu nerviosismo.

10-No tienes mucho tiempo, no lo desaproveches. Seguramente, el entrevistador tendrá que hablar con mucha gente. Destaca aquello que te distinga y hazlo suscintamente.

11-Respuesta inconexa. Estar atento a las preguntas y responder relacionando las necesidades de la empresa y nuestras capacidades es clave.

12-Exagerar o reducir al mínimo la gestualidad. El lenguaje no verbal delata muchas características de la persona, no te excedas.

13-Preocuparse de los detalles superficiales. No te pares a preguntar por cuestiones que no sean relevantes y, si tienes dudas, plantéalas cordialmente.

Siguenos en facebook y en twitter @Desemplead2

Fuente: adeccorientaempleo

60 Pautas para Afrontar una Entrevista de Trabajo

10 Jul

Las consignas aportadas a continuación son deducciones vivas de la experiencia acumulada sobre muchísimas selecciones. Es interesante leerlas con atención 24 horas antes de acometer una prueba de selección de personal. Sin duda la afrontaremos con más fuerza moral y sabiduría al respecto.

1.- Acude a la cita 5 minutos antes: es el tiempo suficiente para aclarar las ideas y calmar los nervios. No es conveniente llegar con mucho tiempo de antelación para no dar la sensación de ansiedad y para evitar la dificultad de tener que llenar un tiempo que puede desatar nuestros nervios.

2.- Nunca y bajo ningún pretexto llegues tarde. La excusa de lo mal que está el tráfico o se averió el coche está muy desprestigiada y gastada. Es la misma excusa de que por culpa del correo, no llegó una carta que… nunca se echó.

3.- Mientras esperas ser recibido, no trates de ganar la simpatía del recepcionista, de la secretaria o cualquiera que nos reciba. Mucho menos hacerles preguntas indiscretas. No sería la primera vez que esa persona, minutos más tarde nos sorprende con ser nuestro entrevistador…

4.- Si tardas en ser recibido no te impacientes, puede tratarse bien de una táctica o bien de una descortesía; sea como fuere, no te impacientes ni pierdas el autocontrol.

5.- Una buena técnica que da buenos resultados antes de entrar en el despacho del entrevistador es respirar profundamente. Coger aire y… adentro. Pensar también que se va a una entrevista de negocios y que vamos a vender un magnífico producto que al entrevistador le interesa: nosotros mismos.

6.- Estrechemos la mano con firmeza. Ni blandengue, ni rompe manos. No te adelantes a dar la mano pues corresponde al entrevistador tender primero su mano.

7.- Vete correctamente vestido y acorde con el perfil del puesto al que se opta. Para un puesto de comercial, por ejemplo,traje oscuro y camisa y corbata discretas así como zapatos negros o marrones. Para las mujeres traje de falda o pantalón y camisa.

8.- Si se opta a un puesto en el que se barajan cifras por encima de los 30.000 €, extrema precauciones en cuanto a apariencia externa. No bastará un reloj, una cartera o un bolígrafo cualquiera. Deberían ser de marca, de piel o bien de oro respectivamente. Si no los tenemos se los podríamos pedir prestados a un familiar o conocido. Debemos dar la imagen de estar a tono y a nivel con ese ritmo de vida que nos espera y que no nos resulta novedoso ni grande ese puesto y salario barajados.

9.- No fumes durante la entrevista. Si el hecho de no fumar te pone nervioso pide autorización al entrevistador y nunca le ofrezcas un cigarrillo.

10.- Procura colocarte a una distancia prudencial de la mesa. La suficiente para no caer en la tentación de apoyar los brazos en la misma.

11.- Recuerda que nuestra entrevista es de negocios y que no vamos a mendigar nada sino a vender un producto que nos tienen que comprar.

12.- Durante la entrevista luce la mejor de las sonrisas, tanto cuando hables como cuando escuches.

13.- No tengas prisa por hablar mucho sino de hablar bien.

14.- Si el entrevistador habla y habla sin parar, no le interrumpas.

15.- Desconfía del ambiente relajado y familiar. Puede ser una trampa. Permanece atento y no bajes la guardia porque llevado por un ambiente relajado podrías decir cosas de las que luego te arrepentirías.

16.- No hay preguntas inocentes, sencillas o difíciles sino preguntas destinadas a saber sobre ti, a descubrir como eres cuál es tu personalidad y que aptitudes tienes para el puesto de trabajo.

17.- Sométete a todas las pruebas que el entrevistador te plantee, aunque parezcan imposibles o bien demasiado infantiles.

18.- No trates de ganarte al entrevistador con adulaciones ni recurriendo a tus sentimientos.

19.- No intentes vencer la batalla dialéctica aunque el entrevistador te haya llevado a ella con una serie de provocaciones de cualquier tipo. Nos interesa ganar esta guerra, no esta batalla. La ganaremos con inteligencia y buen sentido.

20.- El entrevistador no es nuestro consejero, por lo tanto no contemos nuestras intimidades ni nuestros pequeños o grandes secretos.

21.- No basta nuestra palabra para acreditar algo. Si afirmamos algo debemos probarlo.

22.- No muestres el nerviosismo con movimientos de manos o pies. Cogerse los dedos, quitarse las pieles de los dedos…

23.- A la vez que hablamos tratemos de hacer gestos con moderación e inclínate un poco hacia delante para dar más fuerza y apoyo a lo que decimos.

24.- No utilices expresiones del tipo: “¿Me comprende usted?”, “¿Sabe lo que le quiero decir?”, “¿Me entiende?”, o menos todavía la de “¿No ha comprendido usted lo que le quiero decir?”, ya que son una forma clara de calificar al entrevistador como de débil o como de tonto.

25.- Es frecuente que al final de la entrevista el entrevistador te invite a decir lo que quieras: aumenta en ese momento el autocontrol para no abandonarse a las confidencias. Recuerda que la entrevista no termina hasta que no nos hemos despedido del entrevistador y se ha salido por la puerta, por lo tanto, no digas en esos momentos que aún siendo entrevista no lo parecen, nada que no hubiéramos dicho en un momento anterior.

26.- No te muestres monótono y pesado en la conversación, ni pretendas apurar un tema como para convertirlo en un disco rayado.

27.- Si el entrevistador calla de repente y permanece en silencio unos instantes, que a nosotros nos pueden parecer una eternidad, no te impacientes y permanece tranquilo. El entrevistador está probando tu capacidad de autocontrol y tu capacidad de reacción ante situaciones difíciles e imprevistas. Incluso he conocido casos en los que el entrevistador o alguien presente en la entrevista, podría simular un dolor de algo…

28.- No exageres nunca y habla siempre con realismo. Si exageras tienes el peligro de que el entrevistador no crea lo que estás diciendo.

29.- Evita los temas de afiliación política, religiosa o cualquier otro que pueda prestarse a una polémica o sencillamente a que seas eliminado porque el entrevistador ha recibido muy concretas instrucciones al respecto. No es frecuente, pero puede suceder.

30.- Al andar no des la impresión de ser un despreocupado, un perdonavidas o una persona inactiva. Anda con agilidad, muéstrate activo.

31.- No trates de ajustarte el nudo de la corbata una y otra vez ni jugar con el anillo. Tampoco sacudir la cabeza para atrás para ajustar ese inexistente mechón. En resumen, procura no hacer ninguno de esos gestos catalogados como tics que ya conocemos. Solo conseguiremos dos cosas: poner nervioso al entrevistador y dar una mala imagen de nosotros mismos.

32.- Procura sentarte cómodo en el sillón o silla, pero sin hundirte en el asiento como si quisieras desaparecer, ni incorporarte hacia delante constantemente dando la idea de querer marcharte.

33.- Compórtate exteriormente como una persona capaz de dominar los nervios. El entrevistador no es un adivino, por tanto tu grado de nerviosismo interno solo lo sabes tú.

34.- Habla siempre bien de la empresa en la que trabajas o has trabajado, jefes y compañeros. Aunque existan rencores no los manifiestes. No es el momento de criticar ni hablar mal de nadie.

35.- No te muestres pesimista ni te lamentes de tu mala suerte, de lo mal que está la sociedad y el mundo. Las empresas no desean contratar llorones ni pesimistas.

26.- No debes comportarte como si fueras una víctima de la sociedad o un incomprendido. Sobre todo si los que no le comprenden son sus más allegados. La conclusión del entrevistador será: “Si esas personas que le conocen tan de cerca no creen en Vd. ¿Qué razones tengo yo para creer?

38.- No trates de disimular sus años, pues además de ser inútil es contraproducente. Tu experiencia no debe ser un complejo de inferioridad sino tu gran capital del que debes sacar el máximo provecho.

39.- Si nunca has trabajado también posees un gran capital: Tu juventud, tu vitalidad, tu afán de trabajo y tu superación, tu capacidad para asimilar con rapidez y facilidad. Saca pues el máximo interés a ese capital. Eres además un terreno sin abonar aportando maleabilidad. No tienes hábitos sembrados que podrían ser difíciles de modificar.

40.- Demuestra al entrevistador que tienes aptitudes y motivación al puesto de trabajo.

41.- Documéntate sobre la empresa antes de afrontar la entrevista. Visita su página web si existe. Entérate de cuales son sus objetivos, mercado potencial, productos que comercializan. Es frecuente que el entrevistador te pregunte ¿Qué conoce de nuestra compañía? Responde con datos resumidos y concretos, no sueltes “de carrerilla” todo el contenido de dicha web.

42.- Bajo ningún concepto debes apoyarte en el entrevistador para conseguir el trabajo. Tu mejor apoyo es el equilibrio emocional.

43.- No te desconciertes si el entrevistador repite de forma sistemática una forma interrogativa o repite la última frase de lo que tú acabas de decir. Es una de las técnicas utilizadas para ponerte nervioso.

44.- Si el entrevistador aprueba lo que tú dices interprétalo como lo que es. Una técnica para que te relajes y hables sin freno. Por tanto agradécele su cortesía y continúa exponiendo lo que quieres decir sin darle más importancia esos halagos.

45.- Cuando el entrevistador te ruegue que en 3 o 5 minutos resumas todo lo que estás diciendo, no debes acelerarte ya que se trata de una técnica de exploración.

46.- Cuando hables céntrate en lo esencial del tema, dejando de lado detalles innecesarios; habla también de forma clara y no pretendas impresionar con un lenguaje rebuscado.

47.- Persuade al entrevistador de que el producto que se quiere vender el mejor, pero sin caer en la insolencia.

48.- El entrevistador solo conoce de ti lo que le has puesto en el Curriculum Vitae, por tanto, si todavía puedes aportar más datos favorables, comunícaselos. No des nada por sabido, pues el entrevistados, en principio, solo sabrá de ti lo que tú le digas.

49.- Si el entrevistador te pregunta sobre cuáles son tus objetivos económicos, o más concretamente cuánto quieres ganar, será interesante haberte documentado preguntado a personas conocidas que tengan referencias de ese sector en que baremo se mueven los salarios de ese puesto o uno similar. Al final, de no tener dicha información, responderemos que lo que indique el convenio respecto a este puesto de trabajo esperando poder demostrar en un futuro breve nuestra valía y resultados.

50.- Es peligroso, y con frecuencia descalificador, interesarse en la primera entrevista y al principio de la misma por lo que se va a ganar como si realmente fuera lo único que pudiera interesarte. Al entrevistador le consta que nadie trabaja por amor al arte y él el primero, pero no te conviene dar la sensación de avaricioso ni de interesarte el dinero por encima de todo.

51.- Si aspiras a un puesto de trabajo de sueldo elevado, no preguntes a cuánto te van a pagar las horas extra o inicialmente cuántos días de vacaciones vas a tener ni si tendrás que “meter” alguna hora más al día fuera de tu jornada laboral normal.

52.- Si se te pregunta por algún dato, que omitiste explícitamente en el currículum, por ser considerado aún hoy en día como no positivo tal como en el caso de las mujeres jóvenes el número de hijos o el estado civil, responde con naturalidad que eso no supone ningún inconveniente, más aún, un punto de responsabilidad que hace que sea mayor si cabe la motivación hacia este trabajo.

53.- Si consideras que todas estas equivocaciones leídas hasta ahora y las que leerás posteriormente, sólo las cometen personas de poca cultura o aspirantes a puestos de poca importancia, estás equivocado, Hay ejecutivos, grandes ejecutivos, que cometen estos errores con más frecuencia de lo que sería de desear.

54.- No digas que eres contrario al lema japonés: Una empresa para toda la vida. Casi con seguridad, el entrevistador opinará lo mismo que tú pero a pesar de ello, a tí te costará el puesto de trabajo. Y es que hay cosas que se pueden pensar y solo se pueden decir cuando se está completamente seguro de que no irán contra los propios intereses. Un poco de estrategia en este punto es muy recomendable. Ésta es una de las cosas que en una entrevista de trabajo no se debe decir.

55.- Pese a la recomendación de haberte informado sobre la empresa y solo respondiendo a preguntas formuladas al respecto, no trates de impresionar al entrevistador de que estás al día de todo lo que sucede y ha sucedido en la empresa que ofrece el puesto de trabajo. Quedarías eliminado por saber demasiado.

56.- Debes tener especial cuidado en no contradecirte cuando emitas juicios sobre el mismo tema. Por ejemplo, no digas que si fueras jefe de ventas preferirías crear un equipo de vendedores y en cambio niegues esta posibilidad a un jefe de ventas si tú fueras su inmediato superior. Mal está la contradicción, pero todavía más si insistieras en avalar con razones, alguna de las afirmaciones. Otro caso sería si afirmas que eres bien considerado por tus superiores en todos los sentidos, pero cuando el entrevistador te pregunta si estás bien pagado, le dices que no, que incluso menos que otros trabajadores de tu mismo nivel.

57.- La importancia de la entrevista es tal que de sus resultados no solo depende que el candidato pase a posibles pruebas posteriores sino de la concesión o no del puesto de trabajo. Por lo tanto, trata de vender tu imagen por todos los medios, de persuadir y convencer con tu comportamiento y con tus razones de que eres sin duda, el candidato ideal. Recuerda que estás para tratar de negocios y no para mendigar. Debes comportarte con seguridad, pues tú respondes de la bondad del producto.

58.- El primer impacto para el entrevistador es el visual. Desde que entramos a la sala de entrevista estamos siendo analizados. De momento, la única imagen que tiene de nosotros es la limpieza y el orden de nuestra carta de presentación y Currículum Vitae, así como la posible fotografía adjuntada a dicho documento.

59.- Es frecuente que la entrevista se concluya preguntando por parte del entrevistador: “Hágame tres preguntas:”. Deberemos, con naturalidad, fijar con sinceridad aquellos puntos que no nos hayan quedado claros a lo largo de la entrevista, así como de lo a gusto que nos hemos encontrado en el transcurso de la misma.

60.- No hay que engañarse. No es posible ni aconsejable prepararse para responder, una serie de respuestas como se prepararía un examen ordinario… Eso en el caso de que se tuviera acceso al cuestionario que le van a plantear a uno (material por cierto, que solo manejan generalmente personas autorizadas).

CONSEJO: Tengamos presentes las pautas expuestas para afrontar la entrevista y abordar francamente este tipo de pruebas respondiendo espontánea y sinceramente, sin pensarlo demasiado, a cada una de las preguntas. ¡Suerte!

Siguenos en facebook y en twitter @Desemplead2

Fuente: taringa

50 Preguntas y Respuestas Usuales en una Entrevista de Trabajo

9 Jul

Como cualquier cosa en la vida lo mejor es que se prepare y entrene lo mejor que pueda para esa entrevista de trabajo que le puede cambiar la vida así que sin más preámbulos pasemos a las 50 preguntas y respuestas más comunes que usted puede esperar en una entrevista de trabajo.

1. Cuénteme acerca de usted mismo:

Esta es una pregunta muy usual. Es necesario que usted tenga una corta respuesta preparada de antemano. Tenga cuidado que no suene preparado. Trate de destacar temas relacionados al puesto que está aplicando. Hable acerca de las cosas que ha hecho y puestos de trabajo que ha tenido que se refieran a la posición por la cual lo están entrevistando. Comience hablando desde lo más antiguo hasta el presente.

2. ¿Por qué dejó su último trabajo?

Manténgase positivo independientemente de las circunstancias que motivaron la salida de su último trabajo. Nunca se refiera a que la razón se debió a un problema con sus jefes y nunca hable más de sus anteriores supervisores, compañeros de trabajo o de la organización. Sea positivo y sonriente y haga referencia a motivos positivos que justifiquen su salida de su anterior trabajo como la búsqueda de nuevas oportunidades o por ejemplo tener otro tipo de visión sobre el futuro que lo llevaron a dejar su anterior trabajo.

3. ¿Qué experiencia tiene usted en este campo?

Hable acerca de aspectos específicos que se relacionan con la posición que usted solicita. Si no tiene experiencia específica, trate de acercarse lo más que pueda.

4. ¿Se considera usted éxitoso?

Usted siempre debe responder sí y explicar brevemente por qué. Una buena explicación es que se ha fijado metas que las ha venido cumpliendo y que además ha ayudado a otros a alcanzar sus metas.

5. ¿Qué es lo que sus compañeros de trabajo dicen acerca de usted?

Esté preparado con una cita o dos de sus compañeros de trabajo. Puede ser una cita sobre algún reconocimiento a un logro específico que usted logró en su anterior trabajo o algo más general como decir que su jefe siempre decía que usted era uno de los más trabajadores.

6. ¿Qué sabe usted de esta organización?

Usted necesita hacer una investigación previa de la organización donde está aplicando para trabajar, ahora con el internet es una tarea muy sencilla. Averigüe los orígenes de la organización y hacia donde esta yendo. ¿Cuáles son los problemas actuales y quienes son los principales protagonistas?

7. ¿Qué ha hecho usted para mejorar su conocimiento en el último año?

Trate de incluir actividades que se relacionan con el trabajo. También puede dar una amplia variedad de actividades que implique un integral mejora de su conocimiento personal y de usted mismo.

8. ¿Está aplicando para otros puestos de trabajo?

Sea honesto, pero no pierda mucho tiempo en esto y focalice su respuesta inmediatamente en el trabajo que está aplicando en la entrevista y lo que puede hacer para esa organización. Cualquier otra cosa es una distracción.

9. ¿Por qué quiere trabajar para esta organización?

Esto puede tomar algún pensamiento personal y, desde luego, debe basarse en la investigación que ha realizado de la organización. La sinceridad es extremadamente importante aquí y será fácilmente percibida. En lo posible refiérase a sus objetivos profesionales a largo plazo.

10. ¿Sabe de alguien que trabaja para nosotros?

Sea consciente de la política de parientes que trabajan para la organización. Esto puede afectar su respuesta pero tenga en cuenta que le preguntan sobre conocidos y no sobre parientes. Tenga cuidado de mencionar a un amigo sólo si éste está bien considerado.

11. ¿Cuánto dinero o salario usted espera recibir?

Esta es muchas veces la gran pregunta de una entrevista. Sería bastante irónico que tal vez usted pierda la oportunidad de conseguir el trabajo por responder en primer lugar con una cantidad inapropiada. Una alternativa de respuesta pordría ser decir algo como: Esa es una pregunta difícil. ¿Podría decirme el presupuesto fijado para ese puesto? En la mayoría de los casos, el entrevistador, se sorprenderá con la repregunta y le dirá. Si no es así, usted también puede decir que puede depender lo que quiera ganar de los detalles del trabajo. A continuación, no de una cifra específica sino un amplio rango como entre 2 mil a 3 mil justo dependiendo de las responabilidades del trabajo.

12. ¿Es usted un jugador de equipo?

Usted lo es por supuesto. Asegúrese de tener listo ejemplos. Señale características que demuestren que lo que usted hizo fue para bien del equipo y no para used mismo eso será una buena muestra de actitud. No alardee sino que use hechos concretos más que apreciaciones.

13. ¿Cuánto tiempo se va a quedar trabajar para nosotros si es contratado?

Una respuesta concreta no sería acá lo más adecuado. Una respuesta genérica debería funcionar como: Me gustaría que sea por un largo tiempo o tal vez mientras tanto que yo sienta que estoy haciendo un buen trabajo y ustedes lo sientan así de igual manera.

14. ¿Usted ha tenido que despedir a alguien? ¿Cómo te sentiste al respecto?

Esto es un tema grave. No de una sensación que para usted es fácil o simple despedir personas. Haga referencia que siempre se debe preferir a la organización frente a alguien que pueda haber creado una situación perjudicial para la organización.

15. ¿Cuál es su filosofía hacia el trabajo?

El entrevistador no busca una larga disertación aquí. Sea corto y positivo mostrando un beneficio para la organización, hable tal vez de los sentimientos que le produce hacer su trabajo.

16. ¿Si usted tendría suficiente dinero para jubilarse ahora mismo, usted dejaría de trabajar?

Responda sí sólo si efectivamente tiene el dinero, pero queda claro que si usted está en la entrevista es por que necesita el trabajo y el dinero así que una respuesta negativa sería la mejor.

17. ¿Alguna vez se le ha pedido que deje de lado su punto de vista sobre algún tema?

Si no lo ha hecho, diga que no. Si efectivamente ha sucedido sea honesto y breve y además evite decir cosas negativas sobre las personas u organizaciones implicadas.

18. Explique cómo sería un activo para esta organización.

Usted debe estar ansioso por esta pregunta. Se le da la oportunidad de destacar sus mejores puntos en lo que se refiere a la posición y a lo que usted puede aportar. Piense con antelación la respuesta más adecuada.

19. ¿Por qué lo debemos contratar?

Señale cómo usted satisface los requerimientos de lo que la organización necesita. No haga mención a otros candidatos ni haga comparación alguna.

20. Cuénteme acerca de una sugerencia que ha hecho.

Prepare una lista de sugerencias que haya hecho. Esté seguro que su sugerencia fue aceptada y usado y que fue considerada exitosa. Si la sugerencia se encuentra relacionada al puesto que está aplicando sería excelente.

21. ¿Qué es lo que le irrita usted acerca de compañeros de trabajo?

Esta es una pregunta trampa. Piense en algo grave que le pueda irritar para no llegar a decir que cualquier cosa lo puede irritar. Una breve declaración de lo que puede llegar con sus compañeros sería ideal focalizando su respuesta así a un aspecto positivo.

22. ¿Cuál es su mayor fortaleza?

Numerosas respuestas son buenas, sólo debe permanecer positivo. Unos pocos buenos ejemplos: su capacidad para establecer prioridades, su capacidad de resolución de problemas, su capacidad a trabajar bajo presión, su capacidad de concentrarse en los proyectos, su experiencia profesional, su capacidad de liderazgo, su actitud positiva.

23. Cuénteme acerca de su puesto de trabajo ideal para usted.

Manténgase alejado de un trabajo específico. No se puede ganar, si usted dice que su trabajo ideal es el que está aplicando usted sería muy condescendiente y perdería credibilidad. Si usted dice otro trabajo eso dejaría una sospecha que usted no estaría satisfecho si es contratado. Lo mejor es permanecer genérico y decir algo como: Un trabajo en donde me guste lo que hago, al igual que las personas y donde pueda contribuir.

24. ¿Por qué crees que le haría bien este trabajo?

De varias razones que incluyan conocimientos, experiencia e interés.

25. ¿Qué estás buscando en un puesto de trabajo?

Véase la respuesta # 23

26. ¿Con qué tipo de persona usted se negaría a trabajar?

No ser trivial. Hable de cosas graves como de alguien desleal a la organización.

27. ¿Qué es más importante para usted: el dinero o el trabajo?

El dinero es siempre importante, pero el trabajo es siempre el más importante. Esa siempre será la mejor respuesta.

28. ¿Cuáles serán según sus anteriores supervisores o jefes su punto más fuerte?

Hay muchas buenas posibilidades: La lealtad, energía, actitud positiva, liderazgo, jugador del equipo, competencias, Iniciativa, paciencia, trabajo duro, creatividad, solucionador de problemas

29. Cuénteme acerca de un problema que puede haber tenido con un supervisor

Esta es la pregunta con más trampa en una entrevista de trabajo. El entrevistador quiere probar si usted habla mal de su jefe, si usted cae en eso puede perjudicar su entrevista. Permanezca positivo y desarrolle una mala memoria acerca de algún problema con un supervisor.

30. ¿Que es lo que lo ha decepcionado a usted acerca de un puesto de trabajo?

No sea trivial o negativo. Zonas seguras de respuestas pueden incluir: No había suficientes desafíos. Otra que como la anterior organización no ganó un contrato usted no pudo asumir nuevas responsablidades.

31. Cuénteme acerca de su capacidad para trabajar bajo presión.

Usted puede decir que usted trabaja bien en virtud de ciertos tipos de presión. Presente un ejemplo que se relacione con el tipo de posición solicitada.

32. ¿Coincide con tus habilidades este trabajo u otro trabajo sería mejor?

Claro que coinciden. No siembre la sospecha de que tal vez usted quiera otro trabajo más que éste.

33. ¿Qué te motiva a hacer lo mejor en el trabajo?

Este es un rasgo personal que sólo usted puede decir, pero buenos ejemplos son los siguientes: Retos, el logro de objetivos, el reconocimiento.

34. ¿Está usted dispuesto a trabajar horas extraordinarias?  ¿Noches? ¿Los fines de semana?

Esto depende de usted. Sea totalmente honesto.

35. ¿Cómo usted sabe que tiene éxito en un trabajo?

Varias formas son buenas medidas:usted establece altos estándares para usted mismo y cumplirá con ellos. Sus resultados serán una medida de su éxito.

36. ¿Estaría dispuesto a trasladarse si es necesario?

Usted debe estar claro sobre esto con su familia antes de la entrevista si cree usted que existe la posibilidad de que pueda surgir. No diga sí sólo para obtener el trabajo si la verdadera respuesta es no. Esto puede crear muchos problemas más adelante en su carrera. Sea honesto en este momento y ahórrese futuro dolor.

37. ¿Está usted dispuesto a poner los intereses de la organización por delante de los suyos propios?

Se trata de una pregunta sobre lealtad y dedicación. No se preocupe por la profundidad ética y filosófica. Simplemente diga que sí.

38. Describa su estilo de gestión.

Trate de evitar las etiquetas. Algunas de las etiquetas más comunes, como progresivo, vendedor o consensual, puede tener varios significados según su entrevistador. De una descripción general y que usted se va a manejar de acuerdo con la situación específica dada.

39. ¿Qué has aprendido de los errores en el trabajo?

Aquí hay que tener cuidado para no afectar su credibilidad. Puede hacer mención a un pequeño y bien intencionado error con una positiva lección aprendida. Un ejemplo de ello sería demasiado trabajo en un proyecto que lo llevó a aprender a trabajar más coordinadamente con sus colegas.

40. ¿Tiene alguna puntos ciegos que le faltan desarrollar?

Otra pregunta con trampa. Si usted conoce algunos de sus defectos dejan de ser puntos ciegos, una ve más mantángase positivo y hable que estará atento en encontrarlos para poder superarlos.

41. Si usted estaría haciendo esta entrevista ¿Qué es lo que usted buscaría de la persona a contratar?

Tenga cuidado al mencionar los rasgos que se necesitan y que usted tiene.

42. ¿Cree que usted está sobrecalificado para este puesto?

Independientemente de sus calificaciones, señale que usted está muy bien calificado para la posición.

43. ¿Cómo se propone compensar su falta de experiencia para este trabajo?

En primer lugar, si usted tiene experiencia digale al entrevistador que sí la tiene pero en caso que usted no tenga esa experiencia señale que usted sabe trabajar con dedicación y que aprende muy rápido.

44. ¿Qué cualidades usted busca en un jefe?

Sea genérico y positivo. Hable de cualidades seguras como que sea inteligente, con sentido de humor, leal, fiel a sus subordinados y un profesional de un alto nivel. Todos los jefes piensan que tienen estos rasgos.

45. Cuénteme acerca de si alguna vez ayudó a resolver una controversia entre otras personas.

Escoja un incidente específico. Concéntrese en su técnica de resolución de problemas y no en la controversia misma.

46. ¿Qué posición usted prefiere hacer en un equipo trabajando en un proyecto?

Sea honesto. Si está cómodo en diferentes funciones, dígalo así.

47. Describa su ética de trabajo.

Haga hincapié en los beneficios para la organización. Cosas como determinación de realizar el trabajo y el trabajo duro o disfrutar de su trabajo son buenas respuestas.

48. ¿Cuál ha sido tu mayor decepción profesional?

Asegúrese de que usted se refiere a algo que estaba fuera de su control. Muestre aceptación y no los sentimientos negativos.

49. Cuénteme acerca de la experiencia más divertida que ha tenido en el trabajo.

Hable acerca de la diversión por el cumplimiento de algo para la organización.

50. ¿Tienes alguna pregunta para mí?

Siempre debe tener preparadas algunas preguntas dado que ponen de manifiesto su interés en el puesto que aplica. Las preguntas deben ser positivas y de interés por la organización.

Suerte en su entrevista, no se olvide sonreir y ser cordial pero sobre todo recuerde siempre que usted es el mejor. Si usted está preparado nada le puede salir mal.

Siguenos en facebook y en twitter @Desemplead2

Fuente: haganegocios

Trucos para Encontrar Trabajo en este 2013

8 Jul

¿Estás harto de pasar horas buscando ofertas de trabajo sin conseguir resultados? Pues échale un ojo a los consejos que te proponemos para darle una vuelta a tu dinámica de busca. Te contamos en 10 pasos que puedes hacer para que la caza de empleo sea más efectiva:

  1. Para empezar tienes que marcarte un objetivo: Valora qué tipo de empleo te interesa, cuáles son tus expectativas salariales y tiempo que te das para encontrar un puesto acorde a tus perspectivas
  2. Marca una estrategia: Acota cómo vas a perseguir tus objetivos.
  3. Puesta a punto del CV. Es importante adaptar el currículo al puesto de trabajo al que vayas a optar.
  4. Sé disciplinado a la hora de buscar trabajo: Es importante dedicarle tiempo al análisis de ofertas y el envío de currículums. Hay que ser constante y revisar las ofertas todos los días para evitar dejar pasar de largo  una buena oportunidad de empleo.
  5. Participa en blogs y foros que se adapten a tus intereses y mantente alerta porque en ellos puedes conseguir contactos que te ayuden a conseguir trabajo.
  6. No mientas: Uno de los errores recurrentes a la hora de redactar un CV es la mentira. No merece la pena, piensa que en una entrevista laboral tendrás que demostrar la experiencia que dices tener. Tampoco te infravalores.
  7. Cuando te apuntas a una oferta, en ocasiones te piden que hagas una estimación de tusexpectativas salariales: la virtud está en el término medio. Si pones una cantidad desorbitada no confiarán en tí, por el contrario, si pones la mínima, pueden pensar que no estás capacitado para el puesto. Lo ideal es informarse de lo que se cobra en el sector y tenerlo en cuenta.
  8. Apuesta por la formación: La sociedad avanza rápidamente, y con ella la demanda laboral. Por eso, conceptos como la formación continua resultan imprescindibles para ser competitivo en el mercado de trabajo.
  9. Sé paciente y mantén una actitud positiva: los procesos de selección suelen ser lentos. Procura que tu ánimo no decaiga y si no te escogen en algún proceso continúa tu búsqueda, verás que pronto tú serás el candidato finalista.
  10. Prepárate para las entrevistas: es importante para marcar la diferencia con el resto de candidatos.

Siguenos en facebook y en twitter @Desemplead2

Fuente: empleo.universiablogs

Los 7 Errores más Comunes en la Entrevista de Trabajo

4 Jul

La entrevista de trabajo es el principal medio para obtener lo que hemos imaginado en nuestra vida profesional.

Muchas personas se preparan previamente, sin embargo, ¿Realmente estás preparado para no cometer los errores más comúnes? ¡Mejor descúbrelos y haz de tu entrevista, el pase directo al trabajo de tus sueños!

En un mundo tan competido, es básico destacar nuestras habilidades, cualidades, experiencias, en fin, todo aquello que nos distinga de entre los demás candidatos. Bien es sabida la importancia de la primera impresión en una entrevista, y no sólo hablamos de la forma de vestir, los modales, actitudes o nivel de conocimiento, sino que al estar frente al reclutador, ¡TODO CUENTA!

¿Te has preguntado cuáles son los errores más comúnes? ¡Nosotros los traemos para ti! @Desemplead2

1. Mala apariencia: Imagínate, te encuentras a punto de conocer a un “gran empresario” que está a punto de revolucionar el mercado, al cruzar la puerta, te topas con un sujeto con mal aspecto, poca higiene personal y 0 vestido para la ocasión… ¿Qué pensarías de él?

Estamos seguros que de primera instancia, podrías incluso llegar a dudar de su gran capacidad de logro, y puede que no tenga nada que ver, sin embargo, “lo visual, la vista” es un aspecto determinante en el ser humano. Lo mismo pasa ante un reclutador.

2. Evitar la mirada del reclutador: ¿Alguna vez te ha pasado que estás hablando con alguien y no es capaz de mirarte a la cara? ¿Desagradable no?

Gran consejo: cuando estés dialogando con el reclutador, no evadas su mirada, sino por el contrario, pon atención y veelo directamente, eso hará que se sienta escuchado y que tu denotes interés.

3. Actitud Indiferente: No importa lo que el reclutador te diga, no logra despertar interés en ti, por lo que la gran actitud que irradias es pasividad…¡Error!

Ser participativo y abierto al diálogo puede influir mucho más de lo que crees.

4. Impuntualidad: Si lo que quieres es empezar con el pie izquierdo, llega tarde a la entrevista.

Hay que quitarnos ese mal hábito y aprender a valorar el tiempo de los demás, sobretodo cuando se trata de tu futuro profesional.

5. Mostrar únicamente “interés monetario”: Sin importar las demás condiciones, sólo te centras en saber cuál será tu sueldo, dejando entrever al reclutador que es el principal motivante superando tus ganas de desarrollo y crecimiento profesional en dicha empresa.

6. Malos modales: Llegar con una actitud engreída, a la defensiva, indiferente. Unas pocas de tantas actitudes que te puede dejar expuesto ante el reclutador.

Amigos, recuerden que ante todo la seguridad en nosotros mismos. No importa cuan nerviosos estemos, lo que resulta inaceptable es que saquemos nuestros miedos con una actitud negativa.

¡Ojo! No olviden agradecer al entrevistador el tiempo que les dedicó en la entrevista, es como cerrar con broche de oro.

7. No ser concreto con tus respuestas: El reclutador pregunta algo, y le contestas con otra cosa completamente distinta, cayendo incluso en terminar preguntándole algo él mismo.

¡Sé claro, conciso y directo! Piensa bien tus respuestas y abordalas de la manera que te hagan sentir satisfceho contigo mismo.

No existe una receta perfecta para sacarnos un 10 al asistir a las entrevistas laborales, sin embargo, es importante que vayamos puliendo aquellos detalles que muchas veces pasamos por alto y resultan ser determinantes para la toma de decisiones de los reclutadores.

Siguenos en facebook y en twitter @Desemplead2

Fuente: blog.occeducacion

Las 6 Preguntas “Trampa” de las Entrevistas de Trabajo

3 Jul

El mercado laboral actual cada vez es más competitivo, por lo que es fundamental estar preparado a la hora de enfrentar al reclutador de personal durante la entrevista de trabajo. Llegada esta instancia es posible que el entrevistador utilice métodos inusitados para averiguar otras cosas aparte de las habilidades que ostenta tu currículum. Por eso te presentamos las 6 preguntas “trampa” de las entrevistas de trabajo.

1. “¿Qué puede decirme de usted?”

Esta pregunta suele hacerse al principio de la entrevista y es la clave para que tu interlocutor se haga una opinión de tu verdadera motivación por el puesto. En esta instancia debes ser convincente y preciso sobre cómo pretendes colmar las expectativas de tu potencial empleador.

2. “¿Cómo maneja el trabajo bajo presión?”

Al momento de responder a esta pregunta, explica que el estrés no supone ningún problema ya que forma parte de cualquier trabajo. Explica cuáles son tus trucos para relajarte y liberar tensiones.

3. “¿Dónde se ve usted en un plazo de cinco años?”

Procura demostrar que tienes un proyecto profesional contundente, que deseas progresar y que puedes proyectarte en un futuro a mediano plazo.

4. “¿Prefiere el trabajo individual o en equipo?”

Si bien esto depende en gran manera del tipo de puesto que es ofrecido, de manera general el trabajo que apunta a lo individual no suele gustar a ningún empleador. Demuestra que eres capaz de trabajar en equipo potenciando todas tus habilidades.

5. “¿Cómo organiza su tiempo?”

Enumera ejemplos concretos, demuestra que eres una persona organizada, que no se deja apabullar por el trabajo, e indica cómo te organizarás para poder llevar a cabo todas tus tareas en el plazo establecido.

6. “¿Qué conclusiones saca usted de nuestra entrevista?”

Si te llegan a formular esta pregunta al final de la entrevista contesta simplemente que la instancia te pareció interesante, insistiendo sobre la profesionalidad y la calidad del diálogo entre ambas partes.
Puedes seguirnos en facebook y en twitter @Desemplead2

Fuente: Universia Chile

Cómo Vestirse para las Entrevistas de Trabajo

2 Jul

Ir bien vestido a la entrevista de trabajo es fundamental. La imagen dice mucho de tí, así que cuando te presentes en una entrevista, ten en cuenta la imagen de la empresa y arréglate conforme a ella.

Vestirse bien no significa necesariamente ir siempre de traje. El truco está en mostrarse tal como se es, pero procurando transmitir una imagen profesional y fiable. A continuación te indicamos unos pequeños consejos sobre los que no deberías hacer.

  • Por norma general, son mejores los colores conservadores en algún tono azul o gris. Usar un color negro puede resultar demasiado serio. Si lo usas, asegúrate de llevar otro color cerca de tu cara para suavizar la imagen.
  • Es preferible usar camisas que camisetas. Si la situación lo requiere, lleva corbata.
  • No uses sandalias, chanclas o calzado por el estilo. Es demasiado informal.
  • Si usas traje, comprueba que te quede bien. Ni demasiado holgado, ni demasiado estrecho. Intenta llevar trajes a la moda.
  • No conviene usar pantalones de pescador ni piratas. Tampoco calentadores en las piernas.
  • Si eres mujer, no te pintes las uñas con colores chillones ni estrambóticos. Mantén las uñas cuidadas y limpias.
  • Evita cargarte de joyería innecesaria: no uses más de dos anillos en cada mano o un pendiente por oreja.
  • Si optas por llevar las piernas desnudas, usa medias, aunque haga calor. Las medias pueden ser de color neutral, o de algún color que combine con tus zapatos.
  • Vigila los complementos. Es mejor usar bolsos discretos y con estilo, que impresos o demasiado modernistas.
  • Evita las cazadoras de cuero (chamarras), son demasiado deportivas.
  • Cambia la apariencia de tu forma de vestir en una segunda entrevista, cambiando el color de tu blusa, camisa, o corbata.
  • Una entrevista no es el lugar adecuado para presumir que estás a la moda, aunque si te dedicas a alguna carrera relacionada al arte, puedes ser un poco más apropiado.

En cualquier caso, lo que te pongas debe destacar el hecho de que eres un profesional, una persona fiable y confiada, lista para trabajar en un nuevo trabajo. Deja que te guíe tu sentido común.

Siguenos en Facebook y en Twitter @Desemplead2

Fuente: entrevistadetrabajo

¿Cuánto tiempo debo esperar para que me llamen a una entrevista? Aqui un buen Consejo para esta Gran Interrogante

1 Jul

Depende la urgencia con que la empresa quiera cubrir el puesto y la dificultad del mismo. Podemos intuir si para un puesto pocos candidatos van a enviar su CV o no, pero la urgencia y los tiempos de respuesta de una empresa son, lamentablemente, factores que desconocemos.  De todas formas, a modo general, una empresa puede tardar entre unos pocos días hasta 3 semanas. Que llame después de ese tiempo, suele ser difícil, aunque también puede pasar. Hay veces en que las empresas esperan a recibir determinada cantidad de CVs y no tienen ningún problema en tomarse 3 meses para resolver la búsqueda.

Si ya me tomaron alguna entrevista, ¿cuánto debo esperar para ver si quedo o no en el puesto?

Aquí va el mismo consejo que para cuando simplemente se envió un CV y aún no se recibió ningún llamado: no esperes. Hasta tanto una empresa no te confirme que ya empiezas a trabajar la próxima semana, la sugerencia es que no te quedes quieto en tu casa y sigas viendo oportunidades.

¿Cuál es el mejor consejo que me puede dar para conseguir empleo lo más rápido posible?

Lo mejor que podés hacer es llegar primero. Las empresas suelen leer los primeros CVs que les llegan, hasta que empiezan a acumularse. Llegar primero es lo mejor que puedes hacer (también tener un buen CV, una buena carta de presentación, etc.; pero son temas para otro post). Entonces, como sugerencia, lo mejor será que revises lasofertas de empleo cada día y seas de los primeros en postularte al aviso. También, siempre que sea posible puedes recordar tu postulación algunos días después, siempre que no hayas sido contactado (ej, enviando tu CV nuevamente y con una carta al estilo “envié mi CV la semana pasada”, etc).

¡Espero les sirva, Puedes seguirnos en Facebook y en Twitter @Desemplead2!

Fuente: blog.jobomas

 

Lo que no debes poner en tu CV!

28 Jun
1. Detalles innecesarios acerca de tu vida privada:
Hay algunos detalles que siempre deberán formar parte de tu CV: Nombre completo e Información de contacto (incluyendo e-mail, número de teléfono y dirección). Más allá de esto, la información personal debe ser llevada al mínimo. Si el empleador quiere saber más del “mínimo”, él se va a encargar de hacer las preguntas necesarias o averiguarlo él mismo.
Tu edad, raza, orientación política, información acerca de los miembros que conforman tu familia, entre otros, deberán ser dejados de lado en el CV
Ann Baehr, (…) defiende este punto diciendo que lo confuso es que, demasiada información personal deja abierta la posibilidad de ser discriminados de ante mano”.
La excepción a esta regla sería para el caso en que estuvieses aplicando para una organización muy sujeta a una causa.
2. Tu trabajo como salvavidas cuando tenías 16…
No incluir información que no sea un aporte para tus metas laborales (Renna Nisonoff). Cualquier cosa que sea extraña debe ser dejada de lado en tu CV. Eso incluye tanto hobbies como trabajos irrelevantes realizados muchos años atrás.
A menos que seas un estudiante universitario o un joven profesional, deberás limitarte a tu historia laboral, a tu experiencia profesional en los últimos años.
3. Foto cabecera 
Hay que ser muy cuidadoso con la foto cabecera que se utiliza. Normalmente la gente suele afrontar este punto como algo a solucionar sin darse cuenta que el empleador es una de las primeras impresiones que se llevará del postulante. Lo usual es colocar una foto carné. Eso está bien pero se debe elegir muy bien ya que será una parte fundamental de nuestra primera impresión.
A veces los postulantes suelen recortar fotos que ya posee por creer que los puede favorecer o simplemente porque no tienen otras. Hay que tener especial cuidado con esto, con el fondo, el entorno, la vestimenta que estamos utilizando (es muy común que aparezcan fotos de una fiesta por ejemplo), la postura.
Antes de cometer un error con este punto lo mejor es no poner foto.
4. Aspiraciones Salariales
Muchos de los aspirantes a un trabajo se sienten incómodos cuando se les pide que aclaren este punto y es por una buena razón: Dar un número muy alto o muy bajo puede costarles el trabajo. Es por esto que se debe dejar de lado esto al aplicar por un trabajo y no hablar de ello en él.
Si el empleador lo pidiese específicamente, debemos manejar un rango. Sin embargo esta información debe ser reservada para la “Cover Letter” (carta que se suele entregar aparte por el aspirante) pero nunca agregar esta información al CV. Si tuvieses la opción, guardar esta discusión para un paso más adelante, en el proceso de entrevista. (Nisonoff)
5. Mentiras
Esto debería ser evidente, pero la línea entre “embellecer” e “Inventar” normalmente es cruzada por los aspirantes y eso les cuesta el trabajo.
Si se utilice información falsa para esconder una mala experiencia o exagerar un éxito se fracasará, no importa cuán minúscula sea la chance de que esa mentira sea descubierta. En el CV se debe representar a uno mismo de la forma más exacta posible.
6. Información confidencial
En muchos trabajos se manejará información confidencial o que deberá mantenerse en reserva. Obtener información confidencial de la posición a la que se está aplicando puede darle ciertas ventajas, pero si utilizas esa información para hacer un CV más competitivo existe la posibilidad de que se levante una bandera roja.
“Información confidencial no debe ser nunca compartida, muestra poco juicio” dice Cohen.
7. Si fuiestes despedido de un trabajo—y fuistes despedido por..
Tu CV debe ponerte en una perspectiva positive. Debes buscar dar una impresión positiva. Uno debe seguir adelante con su vida.
 “Hay que dejar de lado información acerca de situaciones que lo posicionan a uno negativamente tales como -fui despedido-, -cometí graves errores-, etc “ dice Cohen. Hay que evitar toda la información que sugiera que hemos sido pobres de juicio.
8. Informacion demasiado detallada
Hay una línea muy fina entre vender y sobrevender el profesional que somos.
Exagerar nuestras responsabilidades o poner nombres complejos, etc., a trabajos que hemos realizado no es positivo.
Baehr: Manten el dramatismo al mínimo, de esta forma los lectores de tu CV podrán hacerse una idea verdadera de cuales eran tus principales responsabilidades en tu ex o actual trabajo.
9. Referencias disponibles en el momento de la Aplicación
Las referencias desactualizadas no son buenas. Se debe poner especial énfasis en que sean actuales y por sobre todo, en que estén alineadas con la posición, con el objetivo que buscamos. Si el empleador pregunta por ellas, debes estar en condiciones de poder brindárselas.
“No es realmente una opción” dice Baehr, “si ellos quieren obtener referencias las van a obtener”
10. TMI (too much information= Demasiada información)
Demasiada información nunca es una buena idea. Es particularmente mala cuanto estamos frente a personas ocupadas, cansadas y francas que probablemente no lean un CV palabra a palabra. Si el CV es excesivamente largo, probablemente no lo lean todo, simplemente le den una ojeada rápida.
“Demasiado detalle es dañino para el postulante porque no lo voy a leer” dice Cohen. “(…) Es una carga para el lector y en estos días, los lectores de CVs no quieren ser cargados”.
Siguenos en facebook y en twitter @Desemplead2
Fuente: upfolios

19 Objetivos Profesionales para tu CV, Vamos Elige uno para tu Hoja de Vida

27 Jun

Modelos de objetivos profesionales gratis,ejemplos expectativas profesionales:

En este àrticulo les proporcionamos algunos ejemplos de metas en el area profesional, para que puedan elaborar de la mejor forma su curriculum vitae,hoja de vida,como sabran parte de un buen currriculum es colocar sus expectativas profesionales ,ò metas profesionales como los llaman otras personas, recuerdendense que en esta secciòn deberan resaltar sus capacidades y competencias que los identifican,y lo que se esperan de la nueva empresa a la que estan postulando un puesto de trabajo.

Objetivos Profesionales 1:
Encontrar una organización que me permita aplicar los conocimientos adquiridos en los años de estudio, así como mi capacidad de planificación, organización y dirección del funcionamiento de una empresa en compañías y afines. Formar parte de un equipo de trabajo y consolidarme profesionalmente en una empresa donde los logros personales y el desempeño sean reconocidos, además de permitir oportunidades de desarrollo personal y profesional.

Objetivos Profesionales 2:
Desempeñarme, ofrecer y desarrollar todas mis capacidades innatas, consiguiendo un excelente resultado en la labor y el área asignada; además, adquirir a través de la responsabilidad y confianza en mí depositada, una experiencia inigualable, con la cual conseguiré un paso importante en mi superación personal, junto con el orgullo de hacer parte de su equipo de trabajo.

 

SEGUIR LEYENDO CLIC AQUÍ……..

Qué hacer la noche antes de una entrevista de trabajo

26 Jun

Los nervios pueden ser muy traicioneros. Si ahora consigues una entrevista de trabajo, te juegas mucho. Hay muchos candidatos para pocos puestos o para un único puesto. La gente está muy preparada. Pero tienes que saber que tú vales más y que lo puedes conseguir, así que no dejes que los nervios te traicionen.

Has preparado tu entrevista, la ropa que vas a llevar, sabes dónde tienes que ir y a qué hora. Sabes a lo que te enfrentas y va a llegar el momento. Sigue estos pequeños consejos para estar totalmente preparado:

Duerme

La noche anterior procura dormir tus 8 horas. Te servirá para levantarte relajado y alerta. Evita dormirte con la televisión encendida, prescinde de las noticias o películas de acción, necesitas estar relajado.

Deja todo preparado

Deja listo todo lo que vayas a necesitar para asistir a la entrevista de trabajo:  el currículum, dni por si te tienes que identificar, la ropa que vas a llevar (no te olvides de limpiar los zapatos); el despertador preparado con tiempo suficiente para que te de tiempo a una ducha relajada y a tomar un desayuno ligero (no es recomendable ir sin desayunar); dinero en efectivo por si tienes que pagar transporte público o estacionamientos y no se puede pagar con tarjeta; el móvil con batería; si vas en coche, asegúrate de tener gasolina, no pierdas el tiempo esa mañana en llenar el depósito; la dirección y el teléfono de la empresa, así como el nombre de la persona por la que tienes que preguntar.

Mentalidad positiva

La noche antes de una entrevista, evita que te pongan de mal humor. Si alguien quiere entrar en una discusión, evítalo. Es importante estar relajado. Sabes que lo puedes hacer y que el trabajo puede ser tuyo. Concéntrate en ti, ya tendrás tiempo otro día para los demás.

Cuida la alimentación

La cena debe ser ligera, que no te mantenga despierto toda la noche y no te haga sentir hinchado al día siguiente. No olvides desayunar. También algo ligero, pero si no desayunas nada, posiblemente te sonarán las tripas durante la entrevista. Mejor come algo.

Encuentra tu calma

Tal vez tengas alguna foto o postal que te relaje, tal vez alguna cita de algún autor que te inspire y te motive. es el momento de usarlo.

Siguenos en facebook y en twitter @Desemplead2

Fuente: euribor

Herramientas para construir un buen CV!

25 Jun

Curriculum Vitae, la herramienta indispensable para encontrar un buen trabajo. Descubre como hacer un buen CV gracias a los modelos, plantillas, consejos y ejemplos.

El currículum vitae es uno de los documentos más importantes en la búsqueda de empleo. Es la principal forma que tienes para promocionarte, para “venderte” a ti mismo y conseguir un buen empleo.

Encontrarás toda la información que necesitas para sacarle el máximo provecho a esta herramienta y ponerla de tu parte: trucos, consejos, modelos de currículum, errores a evitar… Consúltala y comienza, ya, a labrarte un futuro mejor en el mundo laboral.

Siguenos en Facebook y en twitter @Desemplead2

Para ver las Herramientas, modelos y todo clic AQUI…….

Como no meter la pata en una entrevista de trabajo

20 Jun

Hay una lista de cosas que se deben tener en cuenta en una entrevista de trabajo. Aquellas personas que buscan trabajo por primera vez se enfrentan a una situación desconocida, pero no hay que preocuparse por ello, lo mejor es ir bien informado de como salir airoso de este complicado trámite.Es importante tener claro que en la entrevista de trabajo todo juega un papel destacado, desde el tono de tu voz hasta la forma en que te sientas en la silla. Educacion y formación tiene paratí una lista con los 10 errores típicos que se cometen en una entrevista de trabajo y que deberás evitar para lograr el puesto deseado.

No se debe saludar con un suave apretón de manos

Un buen apretón de manos al saludar es el primer paso para dejar una buena impresión en la entrevista. Si tú saludas con un apretón de manos muy suave, es posible que la persona que te entreviste lo asocie con “debilidad”, “blandura”. Los primeros minutos de la entrevista son frecuentemente momentos decisivos para el correcto transcurso de ésta.
2 No tomes asiento antes de que te lo indiquen
Esto se debe considerar sobre todo cuando la persona que te entrevista es mayor que tú. Tomar asiento sin que te lo indiquen puede representar una señal de mala educación; si se da esta impresión desde el inicio, será francamente complicado cambiarla. Nadie quiere un empleado que no se comporte educadamente con los clientes.
No te sientes en la silla como si pronto te fueras a caer de la misma
En una entrevista de trabajo no se tendrá en cuenta únicamente lo que dices, sino que también tendrán relevancia tus gestos, ademanes y tu posición al sentarte. Siéntate en la silla lo más recto posible, pero tampoco del todo rígido. No olvides que una correcta posición es señal de confianza en uno mismo; las empresas buscan candidatos que convezcan a sus clientes.

Trucos de como pasar un examen psicológico para un empleo

18 Jun

Muchos empleadores usan pruebas de evaluación psicológica cuando entrevistan potenciales empleados. Estas pruebas permiten a los empleadores determinar tu personalidad y tu habilidad para trabajar bien con otros. Puedes sentirte intimidado por la noción de tomar una prueba de personalidad, pero muchas veces la cantidad tiempo pasas pensando en la prueba antes de darla te evita poder pensar con claridad cuando estás tomándola. Hay algunos trucos que puedes emplear antes y durante una evaluación de prueba para que te ayude a aprobar cuando llegue la hora de tomar la prueba verdadera.

Instrucciones

Relájate antes de la prueba. Aclara tu mente de pensamientos erróneos y de preocupaciones sobre la prueba en sí, y sólo relájate.

Contesta honestamente. Muchas pruebas psicológicas de selección de trabajo tiene cientos de preguntas, muchas de esas preguntas son escenarios reciclados, redactados de forma diferente. Cuando respondes honestamente sin alardear demasiado, losresultados de tu examen son más factuales.

Responde rápidamente. Cuanto más tiempo te pasas pensando sobre la pregunta en sí y sobre que dice tu respuesta de ti como persona, más difícil parecerá la pregunta. Contestar rápido te permite dar una respuesta instintiva sin pensarla de más.

Consejos y advertencias

Mentir en tu prueba de psicológica de empleo es detectable en tu examen.

Compórtate profesionalmente durante la prueba, especialmente si el examen es oral. Los examinadores también estarán monitoreando tu comportamiento y reacción durante algunos de los exámenes orales.

Siguenos en Twitter y en Facebook @Desemplead2

Fuente: ehowenespanol

Te Pones Nervios@ en una Entrevista de Trabajo! Algunos Trucos para lograr Controlar esos Nervios

12 Jun

Es previsible que al finalizar cada entrevista de trabajo el reclutador le pregunte al entrevistado si tiene alguna pregunta. Y dado que muchos candidatos no se preparan para contestar, sus nervios se hacen visibles como una mala señal. Para que no te suceda, debes aprender qué decir y que no en esos casos.

¿Qué preguntar en una entrevista laboral?

Por lo general, a los candidatos, cuando le dan el lugar para hablar, suelen dar las típicas respuestas seguras. Sin embargo, hoy el mercado laboral es muy competitivo por lo que es necesario que hagas preguntas atinadas pero diferentes para poder distinguirte del resto.

Con cada pregunta que hagas deberás demostrarle al reclutador que cuentas con las habilidades que la firma está necesitando y que eres la persona indicada para el puesto.

Es recomendable incluso que asistas previendo entre cinco y siete preguntas, según Daniel. No obstante, lo más seguro es que tengas tiempo solamente para hacer tres de ellas y muchas serán contestadas durante la charla, precisa.

A continuación te proponemos conocer algunas sugerencias sobre qué preguntar:

 ¿Hay alguna cuestión que preocupa y que, teniendo en cuenta mi formación, considera que podría ayudar?

 ¿Cuál es la tarea más gratificante de trabajar en la firma?, ¿cuál es la mejor advertencia para quien está comenzando a desempeñarse en la compañía? La primera interrogante te permitirá averiguar sobre lo que impulsa a quienes trabajan allí y, la segunda, te facilitará tu período de adaptación.

 ¿Podría describirme al candidato ideal para este trabajo?, ¿por qué esas cualidades considera que son importantes?

 Estoy seguro de que usted tiene determinado número de objetivos que se ha planteado para el próximo año, ¿alguno de ellos es especialmente prioritario?

Qué preguntas no hacer por tener una connotación negativa

En una entrevista tu objetivo debe ser dar una buena impresión al reclutador. Por eso, antes de preguntar, piensa las connotaciones detrás de cada interrogante para no dar malas señales que puedan abortar tu oportunidad.

Aprende sobre las tres interrogantes que no sería bueno que hagas:

– ¿Podría contarme sobre el balance que hace de su vida y el trabajo?

 ¿Habría alguna posibilidad de que pudiera trabajar de manera remota?

 ¿Cuánto tiempo las personas usualmente permanecen en este puesto antes de ser removidas a otro rol?

Otra Nota Importante:

Ante cualquier suceso importante, las personas suelen ponerse nerviosas. Sin embargo, esto no debería ser un impedimento que obstruya un desempeño correcto y eficiente. Por esta razón, es importante siempre controlar estos nervios.

Cuando acudimos a una entrevista de trabajo es normal que nos pongamos nerviosos. Probablemente, de esa entrevista depende nuestro futuro, nuestra oportunidad de progresar y, en general, una mejora para nuestra vida.

Por esta razón, los entrevistadores normalmente entienden que los entrevistados estén un tanto nerviosos. En este sentido, unos nervios reducidos, que sean evidentes al principio pero que se vayan perdiendo a lo largo de la entrevistano son un mayor problema.

Sin embargo, el nerviosismo extendido a lo largo de la entrevista es definitivamente un mal síntoma. Incluso, ciertos entrevistadores podrían interpretarlo como unaactitud falsa o una mentira constante. Entonces, si bien podemos estar un poco nerviosos durante una entrevista laboral, no podemos permitirnos que esos nerviosos nos controlen de manera prolongada.

Siguenos en Facebook y Twitter @Desemplead2

Fuentes:

entrevistadetrabajo

noticias.universia

Trucos de Cómo Redactar un Email para una Solicitud de Empleo

17 Abr

Un email para una solicitud de empleo, combinado con una carta de presentación y currículum oficial, es reflejo de la competencia, profesionalismo y experiencia de alguien que busca empleo. Al haber tantos empleadores que reciben las solicitudes mediante email en lugar de los viejos métodos, como el fax o el correo postal, aumenta el desafío del candidato para sobresalir entre todos los demás. Sigue estos consejos clave y expertos que le ayudarán a cualquiera a redactar de forma exitosa un email de solicitud de empleo poderoso y articulado.

Instrucciones

  1. 1

    Lee todos los requisitos de solicitud de la compañía para el puesto deseado. La compañía podría pedirle al candidato que envíe un mail a un individuo o departamento específico, que incluya varios documentos adjuntos o que copie y pegue información en el cuerpo del email. Asegúrate de cumplir con todos los requerimientos y que tu currículum, carta de presentación y muestras de portafolio, si así lo solicitan, alcancen un estándar excepcionalmente elevado de redacción articulada, gramática y experiencia aplicable. Este proceso cuidadoso podría llevarte algunos minutos extra, pero le comunica a la compañía que eres capaz de seguir las instrucciones y tomar el puesto con seriedad.

  2. 2

    Perfecciona el email. Agrega en el mensaje la dirección de email del departamento y/o persona adecuada. Ingresa el “Tema” junto con el mensaje que soliciten las pautas de la compañía o con la frase “Puesto de Administrativo en Ventas” o algo similar que refleje la oportunidad de trabajo específica. Escribe la siguiente información en el cuerpo del email a quien va dirigido: el nombre del contacto de negocio, el título, la compañía y la dirección de email.

  1. 3

    Redacta un email de solicitud de empleo personalizado. Dirígete al individuo como “Sr.” o “Sra.”. Preséntate en unas oraciones breves que incluyan tu nombre, el propósito del mensaje y el trabajo específico al que aspiras. Expone la experiencia que se centre y tenga relevancia en el puesto. El mail completo no debería tener más de un párrafo o dos que tengan solamente entre tres y cinco oraciones. Utiliza los recursos publicados para examinar los emails de solicitudes de empleo exitosos, como BusinessWeek.

  2. 4

    Concluye el email. Agradécele al destinatario por su tiempo y termina con “Espero con ansias oír su respuesta”. Incluye tu información de contacto: nombre completo, título laboral actual y/o compañía, número de teléfono, dirección de email y sitio web, de ser relevante.

  3. 5

    Corrige y revisa el email. Míralo varias veces para controlar que sea claro, cohesivo y relevante para el trabajo. Procura que no haya errores de ortografía, gramática o puntuación. Piensa en mandarle el documento a un amigo o esperar unas horas antes de enviarlo para examinar el email de forma tranquila y analítica.

  4. 6

    Envía el email de solicitud de empleo. Una vez que estés completamente satisfecho con el email y los adjuntos requeridos, envíaselo a la compañía y/o jefe de departamento. Recuerda seguir todo el protocolo profesional durante el proceso de solicitud de empleo.

Consejos y advertencias

  • Evita escribir en mayúsculas y con muchos signos de exclamación. Procura que el email sea breve y que vaya al grano (recuerda que la gente está muy ocupada).
  • Incluso los errores más pequeños pueden reducir las chances del aspirante; tómate el tiempo para asegurar que el email sea de calidad.

Fuente: ehowenespano

Trucos para tener Exito en el trabajo

25 Feb

Los grandes activos de las empresas contemporáneas son los conocimientos que poseen sus empleados y el número y la calidad de las relaciones que logran forjar. Como aseguran los consultores José Ramón Jiménez de Garnica Blanca Jiménez Anabitarte en El factor humano (Ed. Almuzara) ya no estamos en un entorno donde las patentes o los bienes inmuebles definan la posición de la compañía. Los causantes del éxito hoy son su capital humano, los saberes que logran movilizar y las redes que ponen en marcha. En consecuencia, gestionar la empresa requiere de nuevas claves que no sólo nos conduzcan al triunfo sino que nos hagan más felices en el trayecto. Entre ellas:

Generar confianza

La cualidad esencial “y la única que funciona”, asegura Blanca Jiménez, para que los equipos de trabajos sean productivos es la confianza. “El jefe debe aprender a depositarla en sus colaboradores, dando el suficiente espacio para que aprendan, pero poniendo también los límites necesarios para que no pongan en riesgo la empresa si se equivocan”.

Construir un buen ambiente

Las relaciones son importantísimas. “El objetivo es conseguir que sean correctas, corteses, y adecuadas. No hay que ir al trabajo a hacer amigos, pero sí es básico que tengamos unas relaciones fluidas que nos permitan trabajar juntos y confiar los unos en los otros aunque no seamos íntimos”.

Leer mas….

A %d blogueros les gusta esto: